Wiki Tips and advice Argentina - Español

Cómo doblar sábanas en segundos en cuatro sencillos pasos

El arte de doblar sábanas es más sencillo de aprender de lo que pensás. Al saber cómo doblar la sábana ajustable, podés mantener tus sábanas más lisas y optimizar la organización de tu ropa de cama. ¡Seguí estos tips para doblar sábanas con elástico en cuestión de segundos!

Actualizado Por Equipo de Wiki Tips Español

Cómo doblar sábanas fácilmente en pocos segundos

Como un experto en origami, aprendé cómo doblar la sábana ajustable fácilmente, para conseguir un placard bien organizado y unas sábanas impecables a la hora de hacer la cama. Ya estés solo o en pareja, los siguientes pasos para doblar sábanas son ideales para ganar tiempo (en la rutina después del lavado) y espacio (en tu placard).

Necesitará:

  • Sábana ajustable
  • Superficie plana (cama o mesa)
  • Tus propias manos

Cómo doblar sábanas ajustables en cuatro pasos

Seguí estos pasos sencillos para doblar tu sábana ajustable, en cuestión de pocos segundos.

  1. Agarrá la sábana con ambas manos, para extenderla.

    Sostené la sábana ajustable de tal modo que uno de los lados más largos quede hacia arriba (podés extender el resto de la sábana sobre una superficie plana, como una cama o una mesa, si es más fácil). Colocá cada mano dentro de cada esquina del lado superior, con el borde elástico hacia vos.

    antes de empezar a doblar las sábanas, asegurate que la costura visible (que corresponde al lado interior de la sábana) esté volteada hacia afuera - ya que quedará hacia adentro, en los próximos pasos.

  2. Doblá la sábana y uní las esquinas

    Uní tus manos, juntando así las esquinas opuestas. Volteá la tela de la esquina que tenés sobre tu mano derecha por encima de la esquina sobre tu mano opuesta: quedará una esquina dentro de la otra. Repetí el proceso con las dos esquinas restantes del lado inferior.

    Step 2: Uniendo las esquinas de la sábana
  3. Ajustá el rectángulo y volvé a doblar las esquinas

    Colocá la sábana ajustable (ahora doblada por la mitad), sobre una superficie plana. Doblá el rectángulo que se formó por la mitad a lo ancho, con las dos esquinas elásticas, una dentro de la otra, como en el segundo paso.

  4. Doblá nuevamente hasta obtener el tamaño ideal de almacenamiento

    Doblá hasta que quede en un tamaño que no ocupe mucho espacio. Podés almacenarla en posición vertical en cajones, en el armario o en una caja de almacenamiento.

    Step 4: Sábanas perfectamente dobladas

Ya sea unas sábanas para una cama de una plaza (single), dos plazas (queen) o mayor (king size), podés proceder de la misma manera para doblar la sábana de abajo.

Encuesta

¿Qué tipo de detergente preferís para lavar tus platos?

0 Respuestas

Cómo guardar sábanas ajustables

Ya conocés todos los trucos sobre cómo doblar sábanas con elástico, pero también tenés que saber cómo mantenerlas bien ordenadas. Descubrí ahora los trucos de cómo guardarlas y ahorrá espacio en tu casa:

  • Guardá las sábanas en la funda de las almohadas del mismo juego. Una vez dobladas, colocá las sábanas dentro de la funda y guardalas en tu placard. Será más fácil el conjunto completo, cuando cambies la ropa de tu cama.

  • Guardá las sábanas por tipo de ropa de cama. Otra opción es reunir las piezas similares: sábanas ajustables, fundas de almohada, fundas de edredón.

  • Asigná un espacio para la ropa de cama. Que sea dentro del armario, o en canastos, es importante tener un lugar designado para tus sábanas, de preferencia alejado de la humedad.

  • Usá saquitos perfumados. Podés colocarlos en los cajones o en el placard. Darán una sensación de limpieza y frescor.

Podés aplicar estos métodos para organizar toda tu ropa (no solo tus sábanas). Seguí esta guía detallada para aprender a doblar tu ropa correctamente - desde tus camisas y remeras, hasta los buzos y pantalones.

Si querés aprender a doblar toallas de baño como en un hotel, descubrí todos los consejos en este artículo.

Los mejores consejos a la hora de doblar tus sábanas de abajo y de hacer la cama

Para resolver de una vez por todas el rompecabezas que puede suponer el doblar sábanas ajustables, consultá estos consejos aplicables para todo tipo de sábanas:

  • Asegurate de que las sábanas estén completamente secas antes de doblarlas. No solo es más difícil doblar una sábana húmeda, sino que también puede generar moho en la tela. Nadie quiere dormir sobre una cama con olor a ropa mojada.

  • Colocá la sábana sobre una superficie plana (cama o mesa), para doblarla más fácilmente. Es posible doblar una sábana ajustable sin extenderla sobre la cama, pero puede resultar más complicado en los primeros intentos (y ceder a la tentación de hacer una bola con la sábana y echarla al fondo del placard).

  • Lavá tus sábanas con jabón para la ropa que sea adecuado a la tela de las sábanas y a tu piel. Podés optar por un jabón antibacterial, o un jabón para piel sensible (como los jabones para lavar ropa ).

  • Usá un suavizante en el lavado de tus sábanas. Para una sensación adicional de frescura y una suave fragancia, recomendamos incluir en tu rutina de lavado un producto suavizante (como el tratamiento intensivo Comfort Intense).

  • Si usás un secarropas, doblá la sábana recién sacada de la máquina, mientras aún esté caliente. Esto ayudará a minimizar las arrugas y pliegues: tu sábana ajustable quedará más plana una vez doblada.

  • Si planchás las sábanas de abajo, doblalas inmediatamente después de plancharlas. Recomendamos planchar las sábanas antes de doblarlas, así evitarás acentuar los pliegues de la tela.

  • Para un planchado impecable de tus sábanas ajustables, empezá por las esquinas, y luego seguí planchando el resto de la sábana, empezando desde abajo. Recordá consultar las instrucciones en la etiqueta de cuidado de la ropa de cama. Las sábanas de poli-algodón (mezcla de algodón y poliéster) suelen necesitar menos tiempo de planchado. Pero las sábanas 100% algodón, que suelen ser más suaves, ya que la tela es más ligera, necesitan más tiempo.

  • Si tus sábanas limpias huelen a humedad al sacarlas del placard, podés resfrescarlas colocándolas al sol un rato, o en el secarropas con una toallita de secado.

Para más tips acerca del lavado de las sábanas, consultá nuestra nota donde te contamos cómo lavar tus sábanas y desinfectar tu colchón (y con qué frecuencia hacerlo).

¡Estos trucos son infalibles! Ahora que ya sabés cómo doblar sábanas con elástico y cómo guardarlas, vas a poder ordenar tu ropa de cama rápidamente sin problemas.

Si querés más consejos para sacar manchas rebeldes como las manchas de sangre, leé este artículo. Quizá también te interesen nuestros consejos sobre cómo desinfectar un colchón.

Todas tus preguntas acerca de cómo doblar sábanas con elástico

¿Cómo se doblan las sábanas y demás ropa de cama?

Buscá una superficie que sea plana para doblar las sábanas de abajo, las fundas de almohada y el edredón. Luego, colocá la sábana hacia abajo y los bordes elásticos hacia arriba. Empezá a doblar la sábana en tercios. Colocá un lado largo en el centro y hacé lo mismo en el otro lado. La sábana quedará doblada en formato rectangular. Doblá el rectángulo que se formó por la mitad a lo ancho. Doblá hasta que quede en un tamaño que no ocupe mucho espacio. Las fundas de almohada se doblan unas dos veces consecutivas, para obtener un tamaño adecuado para guardarlas dentro del placard o en cajas de almacenamiento. Además, si querés saber cómo doblar sábanas para ahorrar espacio, cuando la sábana tenga forma de rectángulo, enrollala. Esto te va a permitir guardar más sábanas en tu armario, porque las podés colocar de manera vertical o incluso apilarlas.

¿Cómo guardar sábanas para ahorrar espacio?

Todo depende de la frecuencia con la que cambies tus sábanas ajustables y de cuánto espacio tengas. Un armario con puertas ventiladas u otro placard lejos de los espacios húmedos suelen ser ideales para la ropa de cama. Algunas personas mantienen sus sábanas debajo del colchón si realmente tienen poco espacio, aunque esto puede arrugarlas. También podés colocarlas en cajas de almacenamiento que quepan debajo de la cama o encima del placard. Aprender a doblar una sábana ajustable correctamente te permitirá ahorrar espacio, ya que el tamaño que ocupará la ropa será más pequeño y ordenado. Si guardás la ropa de cama en un placard, podés dejarla en su parte alta, así estará menos expuesta.

¿Cuál es la forma correcta de doblar la ropa?

Si lograste doblar sábanas siguiendo los pasos de esta nota, te será aún más fácil doblar la ropa. Las camisas (abotonadas) y las remeras se extienden boca abajo sobre una superficie plana, se doblan las mangas hacia adentro en la parte trasera. Y se terminan doblando por la mitad, uniendo así el cuello con la parte inferior. Los pantalones se doblan por la mitad, exponiendo los bolsillos traseros. Y luego, se doblan al nivel de las rodillas. Este método también se aplica a los buzos. A la hora de guardar la ropa ya doblada, reuní las prendas del mismo tipo y colocalas en pilas. También podés organizar la ropa por color y por estación del año.

¿Cómo doblar una toalla para que ocupe menos espacio?

Al igual que doblar sábanas ajustables te ayuda a ahorrar espacio, organizar tus toallas te permite optimizar el disponible para el almacenamiento de la ropa. Podés optar por guardar las toallas en pilas: en este caso, doblá la toalla por la mitad, y luego hacelo nuevamente, hasta obtener el tamaño deseado. Formá pilas de toallas, con las que sean más grandes en la base de la pila. También podés enrollar las toallas, lo que te permitirá guardarlas en canastos, facilitando el acceso sin arrugar todo el conjunto (como lo hacen en un spa o un hotel).

Publicado originalmente