Wiki Tips and advice Argentina - Español

Cómo limpiar una bicicleta como un profesional en 10 minutos

Limpiar la bici tiene muchos beneficios. Además de dejarla linda y de mejorar su desempeño, a largo plazo, nos ahorra dinero ya que evitamos que sus partes se dañen. Por suerte, se hace rapidísimo. Aprendé en esta guía a limpiar una bici en 10 minutos.

Actualizado Por Equipo de Wiki Tips Español

Cómo limpiar una bicicleta fácilmente en casa

Para muchos, la bici es más que un objeto de distracción para dar un paseo en un día soleado. Hay quienes la utilizan como medio de transporte en su día a día, o como medio para realizar actividad física los fines de semana. Cualquiera sea el motivo por el cual tengas una bici en casa hay algo que es cierto para todos: dedicar unos minutos al cuidado y la limpieza de tu bici van a ayudarte a que funcione de manera óptima y a extender su vida útil por más tiempo.

Limpiar la bici demanda muy poco tiempo. Aprendé en esta guía cómo limpiar una bicicleta en 10 minutos.

Necesitará:

  • Dos paños
  • Cepillo
  • Balde
  • Detergente
  • Agua
  • Limpiador multisuperfices

Cómo lavar una bicicleta en 7 pasos

Antes de empezar, te aconsejamos que si tu bici viene con un manual de especificaciones, te fijes allí si el fabricante recomienda tener algún cuidado especial a la hora de limpiarla. Después de leer el manual y de despejar cualquier duda, seguí estos pasos:

  1. Usá guantes de goma.

    Para proteger tus manos de la grasa y de la suciedad de la bici, y para trabajar más seguro, ponete unos guantes de goma antes de empezar a limpiar la bici.

  2. Rociá la bicicleta con agua.

    Para comenzar a remover la tierra y suciedad adherida se puede lavar la bicicleta con agua. Usá una manguera o un balde y rociá la bici. Esto evitará que el polvo adherido se haga barro, y además, ayudará a que puedas sacar la suciedad del cuadro con más facilidad, sin necesidad de frotar (lo cual puede rayar la bici).

  3. Empezá por el cuadro.

    El cuadro, es decir, la estructura que sostiene todas las partes de la bicicleta, será lo primero que vamos a limpiar. Poné unas gotitas de un detergente como en una esponja. Mojá la esponja en un balde con agua y frotala con suavidad por el cuadro de la bici.

  4. Enjuagá y secá con un trapo.

    Volvé a rociar todo el cuadro con agua para remover los restos de detergente. Después, secalo con un paño.

  5. Seguí por las ruedas.

    Para esto, vas a necesitar, nuevamente, un balde con agua y unas gotas de detergente. Con un cepillo (puede ser un cepillo de dientes viejo), limpiá el interior de los rayos de la bici. Usá la esponja para enjabonar las ruedas, con cuidado de no engrasarte con la cadena y para no mojar los discos u otras partes delicadas.

  6. Enjuagá y secá con un trapo.

    Mojá los rayos y las ruedas con agua para remover los restos de detergente. Después, secá con un trapo.

  7. Limpieza express del manubrio y el asiento.

    Una vez que las ruedas y el cuadro están limpios, seguí por la parte de arriba de la bici. Para eso, simplemente, usá un limpiador multisuperficies, como que actúa en más de 18 superficies, incluyendo el cuero del asiento y el metal del manubrio. Aplicalo sobre las superficies y frotá la zona con un paño suave.

  8. ¡Salí a disfrutar de tu bici limpia!

    Con un poco de agua, detergente y un limpiador multisuperficies podés limpiar la bici y dejarla como nueva. Limpiala regularmente para evitar que la tierra dañe su eficiencia. Cuando no la estés usando asegurate de guardar tu bici correctamente, sobre todo si queda al aire libre. Si tenés poco espacio podés usar alguna de nuestras ideas para colgar bicicletas y ganar espacio dentro del hogar.

A veces, algunas partes de la bici requieren una limpieza un poco más profunda o cuidadosa. Aprendé, a continuación, cómo limpiar cada parte de la bici.

Cómo limpiar el disco de freno de la bicicleta

Mantener el disco de freno de la bici limpio es fundamental para garantizar, no solo que va a frenar silenciosamente, sino más importante aún, que lo hará a tiempo y de modo seguro. Para limpiar el disco de freno, usá algunas de estas recomendaciones:

  • Limpiadores específicos. Podés conseguirlos en la ferretería o en algún negocio que venda o arregle bicicletas. Estos productos, que suelen venir en aerosol, están formulados específicamente para ayudarte a eliminar la grasa, tierra y aceite de los discos de freno rápidamente. Seguí la recomendación en el envase del producto para su correcta aplicación.

  • Alcohol isopropílico. Este tipo de alcohol se evapora muy rápido y no deja residuos al secarse. Aplicá un poco en un paño y pasalo sobre los discos y las pastillas de freno.

Cómo limpiar la rueda de la bici

Para realizar una limpieza más profunda de las ruedas, lo mejor es sacarlas del cuadro. Esto te permitirá limpiar las partes más difíciles, como superficies pegadas a la cadena o a los discos de freno. Luego, hacé lo siguiente:

  • Poné unas gotitas de detergente en una esponja.

  • Mojá la esponja en un recipiente con agua.

  • Frotá con cuidado cada rayo para remover el barro, la suciedad y desengrasar la bicicleta.

  • Enjuagá con agua.

  • Para limpiar los neumáticos usá un cepillo grueso y pasale la misma solución que antes. Enjuagá con agua y dejalos secar al aire libre.

Cómo limpiar el asiento de la bici

Dependiendo el material y el acabado del asiento de tu bici podés usar alguna de estas opciones:

  • : aplicalo directamente sobre el asiento y frotalo con una franela para remover la suciedad y dejarlo brillante.

  • Agua y detergente: remové el asiento y limpialo con una esponja y detergente. Dejalo secar bien antes de colocarlo nuevamente para evitar que la humedad oxide otras partes de la bici.

Cómo limpiar los accesorios en el manubrio: frenos y cambios

A esta altura, ya habrás notado que en tu kit de limpieza para la bici, no te puede faltar el detergente. Con este producto es posible limpiar casi toda la bici. El manubrio está compuesto por un montón de partes (tornillos, cables, frenos, cambios, etc.) que pueden limpiarse fácilmente con detergente. Para eso hacé lo siguiente:

  • Mezclá en un bowl agua tibia con unas gotitas de detergente.

  • Usá un paño suave, tipo , y mojalo en la solución.

  • Apretá el trapo para remover el exceso de agua.

  • Pasalo con cuidado por el manubrio, los cambios, los frenos y los cables.

  • Dejá secar la bici al sol un rato.

Limpiar cadenas de bicicleta de forma casera

La cadena es una de las partes de la bici más expuesta a la suciedad. El barro y suciedad acumulada van a afectar la vida útil de nuestra bici, y además, corremos el riesgo de ensuciarnos con el roce o la salpicadura de la cadena. Para dejar tu bici como nueva podés probar con usar un limpiador de cadena de bicicleta casero:

  • Vinagre. La limpieza con vinagre puede ser muy efectiva para remover la suciedad de la cadena. Sacá la cadena de la bici y dejala en remojo en vinagre durante unas horas. Luego, enjuagala con agua y dejala secar bien antes de colocarla nuevamente.

  • Bicarbonato de sodio. Formá una pasta con bicarbonato y agua. Usá un cepillo de dientes viejo para aplicarla sobre la cadena. Frotá la cadena con el cepillo. Remové con abundante agua.

  • Agua y jabón. Uno de los mejores desengrasantes caseros para cadenas de bicicletas que podés usar son el agua y el detergente. Mezclá en un balde agua con unas gotitas de un detergente como , fregá la cadena con un cepillo grande impregnado en la solución. Después, enjuagala con agua y dejala secar.

¿Se puede lavar la bici con agua a presión?

Antes de finalizar, te dejamos la respuesta a esta pregunta que seguramente haya despertado tu curiosidad. La respuesta: sí, se puede lavar la bici a presión. Sin embargo, hay que tener en cuenta algunas cosas:

  • Usá siempre presión muy baja para no rayar el cuadro o dañar otras partes.

  • En lo posible, remové las partes más delicadas de la bici.

  • Evitá aplicar el agua directamente en los cambios.

Preguntas frecuentes sobre el lavado de bicicletas

¿Cómo se limpia una bicicleta?

Para limpiar la bici en casa arrancá de arriba hacia abajo. Poné unas gotitas de detergente en una esponja, humedecela en un recipiente con agua y pasala por la parte de arriba primero: el asiento, el manubrio, los agarres, cables, etc. Después, hacé lo mismo pero con el cuadro. Para las ruedas y los rayos usá un cepillo con agua y detergente. Enjuagá toda la bici con agua y dejala secar bien al sol.

¿Cómo se limpia la cadena de la bici?

Primero, poné la bici boca arriba para que sea más fácil limpiar la cadena. Después, prepará una solución de agua con un poco de jabón con un pH neutro, como Ala Camellito. Usá un cepillo para frotar la cadena y remover el barro y la suciedad. Enjuagá la cadena con agua solamente y secala con un trapo. Por último, usá un lubricante específico para bicicletas para volver a engrasar la cadena. Seguí las instrucciones en el envase del producto.

¿Cómo limpiar el cuadro de una bicicleta?

Si el cuadro no está muy sucio podés limpiarlo con una ballerina húmeda. Si tiene barro pegado, mojá el cuadro con agua para aflojar la suciedad. Poné unas gotitas de detergente en una esponja y humedecela en un recipiente con agua. Después, frotá la esponja por el cuadro, con cuidado para no rayarlo. Pasale otra ballerina húmeda para remover los restos de detergente y agua.

¿Cómo lubricar correctamente una bicicleta?

Para lubricar una bicicleta, lo mejor es recurrir a un producto comercial diseñado para ese fin. Leé las instrucciones en el envase del producto para asegurarte de que lo estés aplicando correctamente.

Publicado originalmente