Wiki Tips and advice Argentina - Español

Guía sobre cómo limpiar mesadas de la cocina correctamente: mármol, granito y acero inoxidable

Limpiar la mesada de la cocina es cosa de todos los días. Pero, ¿estás seguro de que lo estás haciendo correctamente? Usar técnicas o productos inadecuados puede dañar las superficies. Descubrí cómo limpiar mesadas de mármol, granito y acero en esta guía.

Actualizado

Escrito por Candelaria Valvason

Cómo limpiar la mesada correctamente

Una mesada limpia no solo hará que la cocina luzca más armoniosa, sino que además, ayudará a mantener a los virus y bacterias lejos de los alimentos. Limpiar la mesada es fácil y se hace rapidísimo - ¡podés hacerlo mientras calentás el agua para unos mates! Pero, debés tener en cuenta que hay muchos tipos de mesadas (de mármol, de granito, de acero, etc.) y que algunos materiales requieren de cuidados particulares. Aprendé cómo limpiar la mesada de la cocina correctamente, a continuación.

Cómo limpiar una mesada de mármol

El mármol destaca por su brillo y elegancia en cualquier cocina. Sin embargo, los restos de comida o líquidos pueden opacarlo. Además, la limpieza incorrecta puede rayarlo o dañarlo. Si estás en duda sobre cómo limpiar la mesada de mármol, seguí estos consejos:

1. Remové los restos con un paño suave. Usá un paño suave y manejable y recogé los restos de migas de pan, sobras de comida, polvo y otros desechos. De esta manera es más fácil detectar manchas y limpiar marcas indeseadas.

2. Limpiá las manchas cuanto antes. No dejes que las manchas se asienten durante mucho tiempo para que no manchen el mármol. Para limpiar manchas de vino, café, aceite o jugo usá un poco de un detergente como . Mezclá unas gotitas de detergente en un recipiente con agua tibia, sumergí un paño suave y pasalo por toda la superficie. Enjuagá la mesada pasando otro paño húmedo.

3. Mantenelo siempre limpio usando el producto adecuado. Repasar el mármol frecuentemente asegura que este material pueda mantener su brillo característico. Usá un producto diseñado para limpiar superficies de mármol, tal como . Aplicalo directamente sobre la superficie, retiralo con un paño suave y ¡poné el mármol a brillar en 10 segundos!

Cómo pulir mármol de manera casera

Para sacarle brillo al mármol de la mesada de manera casera probá lo siguiente: mezclá en un recipiente una taza de agua con tres cucharadas de bicarbonato de sodio. Diluí el bicarbonato y aplicalo con un paño por toda la superficie. Dejalo actuar durante algunas horas y retiralo con otro paño y un poco de agua. A la hora de limpiar superficies de mármol correctamente, seguí estas reglas de oro:

Encuesta

¿Qué tipo de detergente preferís para lavar tus platos?

0 Respuestas

  • Recordá siempre seguir las recomendaciones del fabricante.

  • Probá los métodos caseros en una zona oculta primero.

  • Evitá frotarlo con esponjas de acero.

  • No uses productos abrasivos ya que podrían dañarlo.

Cómo limpiar una mesada de granito

¿Sabías que el granito se produce gracias al enfriamiento y solidificación del magma de los volcanes? Esto lo hace uno de los materiales de cocina más resistentes. Pero, no caigas en la trampa de creer que por eso requiere de menos cuidados que otros materiales. A la hora de limpiar granito tené en cuenta lo siguiente:

  • No lo raspes con una esponja. El granito suele estar protegido por una capa laminada que puede dañarse con las esponjas.

  • Usá solo productos específicos y aprobados para limpiar granito, tal como . Aplicalo directamente sobre la superficie y removelo con un paño suave.

  • Cuidado con los productos que contengan lavandina. Pueden dañar el granito.

  • Para las manchas difíciles: agua y detergente. Formá una solución con unas gotitas de agua y detergente. Pasá un paño suave humedecido en la solución. Retirala con otro paño húmedo.

  • ¿No sabés cómo limpiar una mesada de granito vieja? ¡Muy fácilmente! Mezclá tres cucharadas de bicarbonato con el jugo de un limón. Agregá una taza de agua para diluir bien el bicarbonato. Aplicá la mezcla sobre la superficie utilizando un paño suave y dejala actuar unas horas. Enjuagá la superficie utilizando un paño húmedo.

  • Recordá probar cualquier método de limpieza nuevo en una zona oculta primero y seguí siempre las recomendaciones del fabricante.

Cómo pulir granito de manera casera

Para dejar el granito de la mesada brillante de manera casera probá con hacer una solución con vaselina:

  • Mezclá 2 partes de agua, con una parte de vinagre blanco y una cucharada de vaselina.

  • Aplicá la mezcla por la mesada con un paño suave.

  • Dejala actuar unos minutos.

  • Retirá la mezcla con agua tibia.

Cómo limpiar una mesada de acero inoxidable

Otro de los materiales clásicos para las mesadas de la cocina es el acero inoxidable. Solo los que tienen mesadas de acero conocen el placer de verlo brillar al terminar de lavar los platos y limpiar la cocina. También saben que no hay nada peor que limpiarlo y que queden vetas o manchas por la dureza del agua. Para que eso no te pase tené en cuenta las siguientes recomendaciones a la hora de cómo limpiar una mesada de acero inoxidable:

  • Evitá frotarlo para no rayarlo.

  • Remové los restos de polvo y otras suciedades con un paño humedecido en agua caliente.

  • Para las manchas: agua y detergente. Mezclá unas gotitas de detergente en un recipiente con agua tibia. Pasá la mezcla con un paño suave.

  • Para sacarle brillo: usá . Este producto está probado en más de 18 superficies, entre las que se encuentra el acero inoxidable. Aplicá el producto directamente sobre la mesada y retiralo con un paño suave.

  • Para eliminar el 99,9% de las bacterias: usá . Aplicá una pequeña cantidad en la superficie y removelo utilizando un paño suave. No hace falta enjuagarlo.

Además de la mesada, solemos encontrar el acero en la cocina, en las griferías, la bacha o en objetos como ollas o cucharones. Descubrí en esta otra nota cómo limpiar el acero inoxidable de la cocina correctamente.

Pulir acero inoxidable de manera casera

Para sacarle brillo al acero de manera natural, hacé lo siguiente:

  • Mezclá en un rociador 2 partes de agua con una parte de jugo de limón o vinagre.

  • Aplicá la solución en una zona oculta primero, sobre todo si es la primera vez que vas a probar este método. De esta manera vas a descartar que la superficie no se dañe.

  • Aplicá la solución por toda la superficie y dejala actuar durante 5 minutos.

  • Retirá la solución con un paño humedecido.

  • Pasá un papel absorbente inmediatamente para evitar que queden vetas.

Con esta guía, tu mesada va a quedar reluciente. Pero no te olvides de la bacha y las griferías. Aprendé cómo sacar los hongos y sarro de la grifería en esta nota.

Preguntas frecuentes sobre limpiar mesadas

¿Cómo sacar el sarro de la mesada de mármol?

Prepará una solución con dos partes de vinagre y una de agua. Aplicala utilizando un rociador. Dejala actuar 10 minutos y removela con un paño húmedo. Repetí el proceso de ser necesario pero no dejes el vinagre en contacto directo con la superficie durante mucho tiempo. Además, tené cuidado con utilizar productos abrasivos ya que podría dañarse el mármol. Ante la duda, consultá qué recomienda el fabricante.

¿Cómo quitar las manchas del mármol negro?

Para remover manchas pegadas causadas por restos de comida o bebida prepará en un recipiente una solución que contenga agua y unas gotitas de un detergente como Cif Bio Active. Sumergí un paño y esparcí la mezcla por toda la mesada siguiendo movimientos circulares. Enjuaguá la mesada utilizando otro paño húmedo.

¿Cómo limpiar una mesada de granito con bicarbonato?

Prepará una solución con 3 cucharadas de bicarbonato de sodio y una taza de agua. Diluí bien el bicarbonato. Aplicá la solución sobre la mesada con un paño. Dejala actuar durante algunas horas. Usá un paño humedecido para retirar los restos y enjuagar la superficie.

¿Cómo desinfectar una mesada de acero inoxidable?

Aplicá un limpiador que no contenga lavandina como Cif Gel 2 en 1. Este producto limpia y desinfecta rápidamente el granito, eliminando el 99,9% de las bacterias. Además no requiere enjuague. Aplicalo directamente sobre la superficie y luego pasá un paño suave y húmedo.

Publicado originalmente